DERECHO INMUEBLES VIVIENDA

TRANSFORMACION DE LOCAL EN VIVIENDAS Y COMUNIDAD DE PROPIETARIOS

                En el día de hoy os dejo esta sentencia que considero interesante dentro de una realidad que se produce cada vez más, la conversión de locales en viviendas.

                En esta caso la Comunidad autoriza la conversión del local en viviendas, pero teniendo el acceso por el exterior, es decir por la vía pública.

                El Ayuntamiento no permitió el acceso a las viviendas desde la vía pública, por lo que los propietarios solicitan acceso desde el interior del portal del edificio.

                La Comunidad niega el acceso  desde el interior del portal mediante acuerdo de la Junta de Propietarios.

                Este acuerdo es impugnado por los propietarios de locales, y después de recorrer todas las instancias judiciales,  el Tribunal Supremo le da la razón a la Comunidad y no permite la realización de los accesos desde el interior del portal.

El razonamiento de TS es el siguiente:

Añade que el que no objetara el cambio de destino del local original mediante su transformación en dos viviendas no puede apreciarse como un impedimento a su negativa ulterior a que se abrieran por el interior del edificio las dos puertas de acceso, aunque ello esté en consonancia con la legalidad municipal, ni como una injustificada limitación al derecho de propiedad de los recurridos.

Además, considera el Alto Tribunal que la Audiencia no se ajusta a su doctrina sobre el abuso de derecho en materia de propiedad horizontal. Sostiene que el acuerdo comunitario no es abusivo por cuanto concurre un evidente interés de la comunidad en preservar un elemento común, evitando con ello una alteración de indudable relevancia en su configuración y disposición original que supondría abrir dos nuevas puertas para conseguir un acceso privativo donde hasta ahora no había ninguno, en beneficio exclusivo de los propietarios impugnantes y sin ventaja alguna para la comunidad.

Entiende así que existe un interés serio y legítimo en el acuerdo impugnado, no habiéndose adoptado con mala fe o sin una razón justificada, aun cuando no se ocasione un daño efectivo y actual.

Artículos recomendados